«MIS DIENTES SE VEN AMARILLOS Y TENGO UNA FUNDA ANTIGUA QUE NO ME GUSTA» (Sonrisas 10, caso XXXIII)Con este caso os mostraremos como podemos cambiar una sonrisa con un tratamiento muy sencillo y breve en el tiempo. Como se suele decir, a veces menos es más. Nuestro paciente acudió a Clínica Curull preocupado porque no le gustaba una antigua funda que le habían colocado en un incisivo central cuando se lo rompió de pequeño. Se le veía el diente más largo, se veía el metal de la corona, sus dientes naturales se habían ido amarilleando con el paso del tiempo y había mucha diferencia de color. Además, refería bastante sensibilidad dental en el lado izquierdo superior, molestias que le impedían tomar alimentos y bebidas frías.

Desde la primera visita pudimos ofrecer a nuestro paciente un estudio personalizado (DSD-Digital Smile Design o Análisis Digital de Sonrisa). Tomamos registros fotográficos, radiográficos y modelos de su boca. Esto nos permite mostrar al paciente cómo quedará su sonrisa una vez finalizado el tratamiento y cuáles serán los pasos a seguir. Si estamos todos de acuerdo, empezamos el tratamiento dental.

Iniciamos el tratamiento aconsejado priorizando sus molestias de sensibilidad dental. Obturamos (empastamos) unos desgastes que tenía en los cuellos de los premolares y del molar de la parte izquierda superior de su boca.

El siguiente paso fue cambiar la funda tan anitestética. Para conformar el contorno de la encía antes de colocar la funda definitiva hicimos un alargamiento de corona. Esta es una cirugía estética de las encías muy sencilla y nada traumática, con la que conseguimos desplazar la encía donde deseamos para que queden los dientes de un tamaño adecuado. Para mejorar el color de todos los dientes realizamos un blanqueamiento y así conseguimos devolverles su luminosidad natural.

Una vez alcanzado un color más blanco, cambiamos la corona por una nueva de cerámica sin metal. Y para conseguir una mayor simetría en el resto de incisivos superiores hicimos unas reconstrucciones sencillas estéticas de composites, mejorando la forma y posición. De esta manera tan fácil conseguimos armonizar su sonrisa y aliviamos su sensibilidad dental. Si necesitabais una prueba de que a veces menos es más, creemos que ésta es una.

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreir sin complejos!

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.