Estética de las encías

LAS ENCÍAS SON UN FACTOR MUY IMPORTANTE

Para lucir una sonrisa agradable, el aspecto de la encía resulta tan importante como el del diente. En ocasiones, a pesar de tener unos dientes bonitos y atractivos, el conjunto global de la sonrisa no es el deseado debido a la existencia de alteraciones en la forma o contorno de la encía. Existen varios problemas y enfermedades que pueden alterar las encías, a continuación, detallamos algunos de ellos:

La periodontitis o piorrea provoca encías rojas, inflamadas y que sangran. Se soluciona con un tratamiento periodontal adecuado.

¿Qué síntomas nos pueden hacer sospechar que nuestras encías no están sanas?

  • Sangrado al cepillado i al comer.
  • Encías hinchadas e inflamadas.
  • Halitosis o mal sabor de boca.
  • Dientes separados o que se mueven.

La retracción de la encía provoca que a simple vista los dientes se vean muy largos y con las raíces descubiertas. Hoy en día se trata con técnicas de microcirugía que permiten recuperar el aspecto y color natural de la encía, cubriendo la raíz expuesta.

Hay personas que al sonreír muestran demasiada encía, lo que afea su aspecto general, a pesar de tener unos dientes bonitos y bien colocados. La sonrisa gingival se mejora mediante un sencillo tratamiento que elimina el exceso de encía y consigue una amplia sonrisa natural y estética.

La asimetría gingival también provoca que las sonrisas no luzcan como deberían. En este caso, los márgenes de la encía en dientes adyacentes son asimétricos, por lo que unos se ven más largos que otros. Este problema puede ser corregido fácilmente mediante un recontorneado de las encías.

Casos de Éxito

«Enseño mucha encía al sonreír»

¿Te has fijado si cuando sonríes enseñas  una parte  importante de tus encías? Sabes que si es así tienes una sonrisa gingival. Es algo muy común y muy antiestético pero tiene una sencilla solución.  Modelos como Judit Mascó o Inés Sastre, o actrices como Penélope Cruz, tenían sonrisa gingival y el paso por el dentista hizo que quedaran aún más guapas.
Seguir leyendo este caso de éxito

¡Realiza una cita para tu sonrisa!

 (+34) 977-241-380

Llámanos

Realiza tu CITA ONLINE

Preguntas Frecuentes

¿Qué puedo hacer si enseño demasiada encía al sonreír?

Esto puede ser debido a un problema de los huesos maxilares, a la presencia de un labio superior demasiado corto o a que la encía no migró correctamente durante la erupción de los dientes. Este último caso es el más sencillo de corregir mediante una gingivectomía o un alargamiento de corona, es decir, descubrimos la totalidad del diente real y desplazamos la encía justo donde termina el esmalte y empieza la raíz. Es una intervención muy sencilla y los resultados se observan inmediatamente.

¿Por qué se retraen las encías?

Esto suele tener múltiples causas que suelen confluir a la vez. En pacientes con enfermedad periodontal avanzada se observará una retracción generalizada por la pérdida de hueso de soporte. En pacientes sanos, las retracciones se producen cuando las encías son muy finas (en ocasiones se suele trasparentar la raíz), cuando hay una técnica de cepillado demasiado fuerte y con movimientos horizontales, por fuerzas masticatorias o parafunciones como el bruxismo, por hábitos como morderse las uñas, o por la presencia de piercings en los labios o lengua que producen un rozamiento continuo en la encía.

¿Qué tratamiento esta indicado para tratar retracciones localizadas?

En estos casos emplearemos técnicas de cirugía mucogingival para  cubrir la raíz expuesta. Normalmente tomamos encía de la zona del paladar y con ella cubrimos la retracción. La zona del paladar donde se ha tomado el injerto se regenera a las pocas semanas. Y la zona tratada tendrá un grosor de encía suficiente para que la retracción no vuelva a aparecer.

Nuestros pacientes Opinan

Testimónios

Georgina (Tarragona)

«No paran de decirme: -Georgina, ¡qué sonrisa más bonita tienes!»

Leer más

Cinta (Tarragona)

“Gracias al tratamiento, ahora sonrío con seguridad y tranquilidad.”

Leer más

Albert (Tarragona)

«He ganado mucha confianza. ¡Por fin hablo sin miedo!»

Leer más