Existen estudios que demuestran que apuntan que la salud de las encías mantiene una estrecha relación con el rendimiento deportivo, de modo que cualquier enfermedad periodontal o mal oclusión dental puede repercutir en la respuesta física del atleta, en su tono muscular y su flexibilidad. Pese a que la relación no ha sido estrictamente probada, la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) se ha basado en estas investigaciones para asegurar que unas encías sanas garantizan un saludable estado físico y un buen rendimiento, a la vez que un mal cuidado de las mismas tiene consecuencias negativas para el deportista.

La periodontitits y la gingivitis se ha visto relacionada en numerosas ocasiones con los infartos de miocardio y otras afecciones cardiovasculares. Es por esto que las enfermedades en las encías pueden llegar a considerarse un factor de riesgo para el colesterol o la arterioesclerosis, y de ahí la importancia que los deportistas vigilen su salud bucodental. La incidencia de problemas relacionados con las encías es también elevado en personas que padecen diabetes y en partos prematuros.

La odontología deportiva, disciplina que estudia la estrecha vinculación entre el cuidado de nuestra cavidad bucal y el rendimiento deportivo, recomienda que cuando exista una causa desconocida ante lesiones o problemas musculares y articulares se realice una revisión bucal para descartar enfermedades bucales.

A continuación les mostramos el vídeo realizado por SEPA para la concienciación de la salud dental entre los deportistas de élite.