Clínica Curull es, desde el año 2015, espacio cardioprotegido.

Las Zonas Cardioprotegidas son espacios que cuentan con un desfibrilador, así como con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir el latido del corazón de la víctima), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Todo nuestro equipo humano ha recibido formación homologada en materia de primeros auxilios, prácticas de maniobras de soporte vital básico sin equipo, desobstrucción de la vía aérea además de prácticas de todo lo expuesto.

A PARTIR DE AHORA NO SÓLO CUIDAMOS DE TU BOCA SINÓ TAMBIÉN DE TU CORAZÓN