«Me caí de pequeña y ahora se me esta oscureciendo el diente»

CASO CLÍNICO DE ÉXITO XCIII

La Sonrisa 10 que compartimos hoy es la de una paciente de 21 años que sufrió un traumatismo en su infancia en uno de sus incisivos superiores y nos cuenta que se le está oscureciendo el diente. Le reconstruyeron parte del borde incisal del diente fracturado pero con el paso de los años el diente se le empezó a  oscurecer.

En Clínica Curull aconsejamos a nuestros pacientes que, cuando reciban  un golpe en un diente, es conveniente que acudan a nuestra consulta para un chequeo completo, ya que el daño  puede ser irreversible a largo plazo. Normalmente solo acudimos al dentista cuando  existe una fractura que afecta a la estética, pero el golpe puede afectar al paquete vascular del diente. Nuestro diente dejaría de tener riego sanguíneo, se necrosaría la pulpa y con el tiempo podría aparecer una infección y un quiste periapical con el consecuente cambio de color del esmalte. Incluso  podría dar lugar a la pérdida de la pieza dental si no se trata.

A nuestra paciente decidimos realizarle una endodoncia o tratamiento de conductos (matar el nervio) de este incisivo porque la pulpa estaba necrosada. Para devolver la luminosidad a su diente oscurecido realizamos  un blanqueamiento interno con un resultado óptimo. Pudimos conseguir que su diente luciera más natural, eliminando esa tonalidad marrón que había alcanzado. El paso siguiente fue cambiar el composite antiguo y reconstruir la zona fracturada del diente con un composite estético del mismo color que habíamos conseguido con el blanqueamiento previo.

ANTES

DESPUÉS