«Mis dientes se están oscureciendo y están mal posicionados»

CASO CLÍNICO DE ÉXITO XCVIII

Nuestra paciente de 56 años acude a Clínica Curull preocupada porque sus dientes se estaban oscureciendo, estaban mal posicionados y el desgaste por el paso del tiempo era ya evidente. El desgaste estaba agravado por el bruxismo o hábito de apretar los dientes y le provocaba dolores en su articulación temporomandibular. Anteriormente le habían hecho algún empaste que ahora se le estaba empezando a filtrar y se notaba la línea de separación respecto a su diente natural. Necesitaba  recuperar la naturalidad y luminosidad de su sonrisa y aliviar el dolor articular. Sin dudarlo el equipo de especialistas Clínica Curull nos pusimos ¡manos a la obra.

Tras un estudio detallado y personalizado del caso, tomando todos los registros de la anatomía bucal de la paciente y realizamos un Análisis Digital de Sonrisa (DSD).

Empezamos con un tratamiento periodontal para desinflamar las encías. Para homogenizar el color y la luminosidad de sus dientes realizamos un blanqueamiento dental domiciliario, siempre supervisado con visitas periódicas por nuestra especialista la Dra. Mercedes Arias. Con este tratamiento conseguimos reducir varios tonos del color original de las piezas dentales, obteniendo como resultado unos dientes más blancos y luminosos.

Posteriormente levantamos la dimensión vertical perdida por el desgaste de los dientes con incrustaciones y composites estéticos. Los composites estéticos son materiales compuestos de resina sintética que se adhieren al esmalte y nos permiten restaurar e imitar a la perfección los tejidos desgastados, dañados por caries o fracturados.

También cambiamos unas prótesis antiguas llevaba desde hacía tiempo que se habían deteriorado y no ajustaban bien por una prótesis de cerámica sin metal. Además colocamos dos implantes dentales para sustituir dos piezas que le faltaban en el lado derecho superior. Para dar mayor volumen a su encía en esta zona, realizamos una microcirugía gingival, consiguiendo una encía más fuerte y sana. Finalmente colocamos carillas cerámicas en los dientes superiores y una placa de descarga para proteger el tratamiento realizado.

Creamos una sonrisa totalmente nueva y rejuvenecida. Nuestra paciente sonríe de forma natural y sin complejos.