«Mis dientes están muy desgastados y tengo mucha sensibilidad dental»

CASO CLÍNICO DE ÉXITO XCVII

El desgaste dental es un problema que afecta a la mitad de la población. El esmalte (tejido duro) que recubre y protege los tejidos blandos del diente (dentina y pulpa) se pierde de forma gradual. Esto hace que los dientes se vuelvan más frágiles, que aparezcan problemas de sensibilidad al frío, al calor o a los azúcares, y que aumente el riesgo de caries. Nuestro paciente de 77 años tenía este problema y por eso acudió a Clínica Curull.

Realizamos un estudio completo en la primera visita, con examen intra y extraoral, radiografías y fotos para poder hacer un Análisis Digital de la Sonrisa. También escaneamos la boca del paciente para obtener unos modelos de estudio. Tras reunirnos todo el equipo de especialistas de Clínica Curull, aconsejamos a nuestro paciente un tratamiento global para recuperar todo el desgaste dental.

Se le propuso devolver la dimensión vertical perdida con unas coronas cerámicas en los molares. Debido a los desgastes tan severos que habían sufrido sus incisivos, la mejor manera de conseguir unos dientes anteriores más estéticos era realizar coronas de cerámica sin metal que permitirían reparar todos los defectos que presentaba. Durante el tratamiento  se colocaron unas coronas  provisionales hasta la finalización de las pruebas que permitió dar el contorno deseado a la encía. Además, en los dientes contiguos se realizaron composites para mejorar el color y la estética. También reconstruiríamos con composites estéticos  los dientes inferiores.

Finalizada la fase protésica aconsejamos a nuestro paciente realizar una placa de descarga para proteger sus dientes y evitar que aparecieran nuevos desgastes.

ANTES

DESPUÉS