La diabetes y la salud bucodental mantienen una estrecha relación ya que la diabetes mal controlada predispone a sufrir gingivitis y periodontitis. Las enfermedades periodontales dificultan el control del azúcar. Los niveles de glucosa en sangre alterados multiplica por tres el riesgo de padecer periodontitis, es por ello que las pacientes diabéticos deben ser muy cuidadosos en la salud dental para prevenir la periodontitis. 

“Los altos niveles de azúcar en la saliva fomentan que determinadas bacterias prosperen en dientes y encías, en caso de no haber seguido las recomendaciones médicas” afirma la doctora Conchita Curull, directora médica de Clínica Curull. Esta bacterias acaban calcificándose, formando sarro y tártaro y se endurecen provocando inflamaciones crónicas e infecciones. Pero ¿qué cuidados específicos tiene que tener un diabético? ¿cómo se ha de cuidar la boca un diabético?

Un diabético ha de seguir los mismos consejos que cualquiera para mantener una buena higiene dental (dieta equilibrada, beber agua, etc.) pero además necesita seguir al pie d ela letra las siguientes recomendaciones:

  • Evitar los refrescos azucarados y las grasas saturadas
  • Mantener un higiene diaria con cepillados tres veces al día, colutorio con triclosan o aceites esenciales, seda dental y cepillos interproximales.
  • Visitar al dentista semestralmente para los chequeos regulares y la limpieza profesional.
  • Vigila las encías semanalmente, en caso de detectar cambios bruscos o inflamaciones es necesario acudir al dentista.