Aunque todos tenemos en mente ese vaso de agua con los dientes de las abuelitas sobre la mesita de noche, hoy en día ya no se recomienda. En Clínica Curull recomendamos una buena limpieza de las prótesis.

Las dentaduras postizas se llevan en la boca durante muchas horas al día, en un ambiente húmedo y en contacto con bacterias y hongos… por eso nuestros odontólogos insisten en hacer una buena limpieza de las prótesis, con la finalidad de evitar que se acumulen y multipliquen estos microorganismos.

Después de cepillar bien la prótesis dental con agua, jabón y un cepillo exclusivo para estos aparatos, se recomienda secar suavemente y guardar en una caja que tenga algún agujero de ventilación. Con esto conseguimos eliminar la mayoría de gérmenes y los sacamos de ese ambiente húmedo donde suelen reproducirse con facilidad. 

Es cierto que en las farmacias venden pastillas efervescentes específicas para dejar sumergidas las prótesis, estas pastillas llevan ya antisépticos para matar bacterias y hongos, con lo que sería la excepción que confirma la regla. Aunque también, cabe decir que no es imprescindible usar este tipo de pastillas para mantener tu prótesis limpia y libre de microorganismos. 

Pero ante cualquier cuestión no dudes en preguntar a tu dentista que seguro te explicará con gusto como mantener tu dentadura postiza como el primer día.