Cuando tu dentista te recomienda un enjuague bucal en concreto es por alguna razón. Cada colutorio tiene unas propiedades específicas para ayudar a combatir o mejorar las molestias de algunos problemas bucales y, como no, también podemos encontrar un colutorio conveniente contra la Covid-19.

Normalmente los más conocidos son los enjuagues de flúor para reforzar el esmalte de los dientes y así protegerlos de las caries. Los de clorhexidina para ayudar a los tratamientos de encías o de infecciones varias o los de nitratos potásicos que actúan contra la hipersensibilidad dentinaria. Aunque hay múltiples principios activos diferentes y específicos para diferentes problemas orales.

Enjuagues CovidAhora que con esta pandemia como el Covid-19, se ha investigado al respecto, y científicos han descubierto que sí que hay algún producto que consigue agredir al virus reduciendo la cantidad del mismo en la boca, disminuyendo de esta manera la transmisión vírica a otras personas mediante las pequeñas gotas que pueden salir de la boca.

Peróxido de hidrógeno

Si vas al dentista estos días, no te extrañe si te hace enjuagar con un líquido con sabor a peróxido de hidrógeno, más conocido como agua oxigenada o povidona yodada. Ambos se han visto que pueden ser efectivos, aunque se deben utilizar diluidos a unas concentraciones bajas específicas.

Por ese motivo es mejor que no los utilices en casa si no conoces bien estas composiciones puesto que sus efectos pueden ser lesivos para las mucosas o tóxicos, en general, si nos pasamos de concentración.

Por lo tanto, si estos días hemos de comprar algún colutorio, y tu dentista no te ha hecho otra recomendación específica para tu caso, sería interesante buscar un enjuague que contenga Cloruro de Cetil Piridinio o CPC. Esta molécula permite degradar la bicapa lipídica de la envuelta de varias cepas de virus como la que tiene el coronavirus.

Son diversas las casas comerciales que contienen CPC en sus colutorios y pastas dentales y, son sencillos de encontrar en las farmacias. No dudes en preguntárselo a tu farmacéutico o dentista.