Odontopediatría

SERVICIO DE ODONTOPEDIATRíA

En Clínica Curull aconsejamos la primera visita al dentista antes del primer año de vida, no existe un mínimo de edad para acudir por primera vez ya que a cualquier edad podemos beneficiarnos de una revisión.

Los primeros 1.000 días de vida son fundamentales para la salud futura del niño, abarca el período de gestación hasta los dos años, por tanto, también aconsejamos acudir a las mujeres en cuanto saben que están embarazadas.

Durante los primeros años de vida y toda la infancia, es un momento clave para adoptar los hábitos y las aptitudes que marcarán la salud bucal de cada individuo. Además, si desde pequeños se acostumbran a visitar al dentista periódicamente, en el futuro lo harán con naturalidad y sin traumas.

En nuestra clínica hacemos hincapié en la prevención, la educación, en crear unos hábitos saludables y tratamos de manera conservadora y precoz los problemas bucodentales que puedan aparecer. Enseñamos a los niños a conocer su boca y a cuidarla.

LA SALUD BUCAL DE LOS MÁS PEQUEÑOS

Clínica Curull te ofrece también un servicio especializado de Odontopediatria, un servicio especializado y fundamental para que nuestros peques crezcan sanos, con una buena dentadura y una bonita sonrisa.

¿Cuándo aparecen los primeros dientes?

  • Los primeros dientes aparecen normalmente a los 6 meses de edad.
  • Los cuatro dientes de delante (dos arriba y dos abajo) son los primeros en aparecer a partir de los 6 meses de edad.
  • Al cumplir los dos años y medio todos los dientes y muelas de leche han erupcionado.
  • Hay 20 dientes de leche: 10 arriba en el maxilar y otros 10 abajo en la mandíbula.
  • Recuerda que los primeros molares definitivos (permanentes) salen por detrás de la última muela de leche, en torno a los 6 años de edad.

¡Realiza una cita para tu sonrisa!

 (+34) 977-241-380

Llámanos

Realiza tu CITA ONLINE

Preguntas Frecuentes

¿Es importante cuidar los dientes de leche?

Sí. Los dientes de leche son muy importantes por las siguientes razones:

  • Permiten morder y masticar la comida.
  • Actúan de guía para los dientes permanentes. Algunas muelas de leche no se caerán hasta los 11-12 años.
  • Guardan el espacio a los dientes permanente que saldrán más tarde.
  • Ayudan a pronunciar algunas palabras.
  • Son muy importantes para la autoestima del niño y para la sonrisa.

¿Es verdad que durante el embarazo el bebé saca el calcio de mis dientes, dejándolos frágiles?

No. El calcio necesario para la formación de los dientes de tu bebé proviene de una alimentación balanceada, nunca de tus dientes.

¿Cuándo se empiezan a formar los dientes temporales o de leche?

A partir de la sexta semana de embarazo y siguen desarrollándose hasta erupcionar en la boca. Por ello es tan importante la alimentación de la embarazada; cualquier problema de salud de la madre o del bebé durante este periodo podría afectar la estructura de los dientes temporales. Por ejemplo, los bebés prematuros y/o con bajo peso al nacer, tienen más probabilidades de presentar alteraciones del esmalte que los nacidos a término.

¿Cuándo se empiezan a formar los dientes permanentes?

Los dientes permanentes se empiezan a formar poco antes del parto hasta alrededor del tercer año de vida del niño. Por ello algunas enfermedades o medicaciones en la primera infancia pueden repercutir sobre la formación del esmalte de los dientes permanentes.

¿Por qué es importante mantener sanos los dientes de leche, si se le van a caer?

  • Porque una boca libre de caries en la infancia está directamente relacionada con una boca sana en la edad adulta. Si quieres que tu hijo sea un adulto sin caries, ¡cuida sus dientes de leche!
  • Si existe una infección en los dientes de leche, los dientes permanentes que se encuentran justo por debajo, se pueden ver afectados.
  • Porque los dientes de leche sirven para que tu hijo mastique bien, hable correctamente, para mantener el lugar para los dientes permanentes. Además, una sonrisa sana ayuda en el desarrollo de su autoestima.

¿Cómo se tratan las caries en los niños?

Inicialmente, habrá de distinguirse si se trata de dentición primaria o permanente ya que, en función de la patología que presente el diente, el tratamiento podrá ser diferente dependiendo de la dentición de que se trate.

Cuando la caries ha provocado un agujero grande en el diente se suelen aplicar unas coronitas metálicas, poco estéticas pero muy prácticas. Su finalidad es actuar como mantenedor de espacio a la vez que facilita que el niño pueda masticar bien. Ante esto, poco nos tendría que importar que sea un tratamiento poco estético ya que es muy eficaz y no supone que el diente permanente que erupcionará más tarde salga con problemas. La mayoría de los tratamientos de ortodoncia que se realizan en la actualidad son generados por perdidas de espacio en dentición temporal.

Sólo se extrae el diente cuando no hay más remedio, es decir, cuando la infección obliga a su extracción porque se han destruido las raíces del diente y éste es inviable. En estos casos, siempre hay que instalar un mantenedor de espacio para evitar que se pierda el espacio necesario para la correcta ubicación del diente permanente.

¿Cuándo debo empezar con la limpieza de la boca de mi hijo?

¡Empieza ya!

  • Idealmente antes de la erupción de los dientes de leche; masajea sus encías con una gasa o un pañito limpio humedecido en agua.
  • Una vez hayan salido sus dientes de leche, la limpieza con pasta dental es obligatoria. Utilizar una pasta con 1000 partes por millón (ppm) de flúor en cantidad “grano de arroz”, al menos dos veces al día.
  • A partir de la erupción de sus muelas (18-24 meses) pasar un hilo dental entre las zonas de contacto de éstas, cada noche.
  • Recuerda que los niños hasta los 7-8 años no tienen la habilidad suficiente para realizar una higiene bucal eficaz solos, por lo que es responsabilidad de los padres o los cuidadores supervisar y repasar el cepillado.

¿Qué pasta de dientes debo usar?

  • En niños entre 6 meses y 3 años, cepillarse los dientes un mínimo de 2 veces al día con una pasta dental de 1000 partes por millón (ppm) de flúor en cantidad mínima; esto es tamaño “mancha” o “grano de arroz”.
  • Para niños entre 3 y 5 años, cepillarse los dientes un mínimo de dos veces al día con pastas dentales de 1000 ppm de flúor en cantidad guisante.
  • A partir de los 5 años, cepillarse los dientes un mínimo de dos veces al día con una pasta de dientes de, como mínimo 1450ppm y tamaño “guisante”; aproximadamente, la anchura del cabezal del cepillo.

¿Es bueno el flúor?

  • El flúor tópico es una excelente herramienta para proteger al esmalte del ataque ácido bacteriano y reducir el riesgo de caries de los niños.
  • Sin embargo, el odontopediatra debe evaluar el riesgo individual de caries de tu hijo para decidir sobre el tipo y frecuencia de administración.

Nuestros pacientes Opinan

Testimónios

Georgina (Tarragona)

«No paran de decirme: -Georgina, ¡qué sonrisa más bonita tienes!»

Leer más

Cinta (Tarragona)

“Gracias al tratamiento, ahora sonrío con seguridad y tranquilidad.”

Leer más

Albert (Tarragona)

«He ganado mucha confianza. ¡Por fin hablo sin miedo!»

Leer más