Si habitualmente sufres dolor en la mandíbula y la sientes en tensión, lo más probable es que padezcas bruxismo. Conoce las soluciones al bruxismo y combate el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin tener nada que masticar, y es considerado como el reflejo del estrés y la tensión nerviosa en los dientes y en la boca.

Actualmente sufren esta patología alrededor del 70% de los españoles, y según un estudio que realizamos este mismo año en la Clínica Curull, la incidencia del problema se ha agravado un 30% desde el inicio de la crisis. La difícil coyuntura económica y las elevadas tasas de desempleo provocan un aumento del estrés al que estamos sometidos, lo cual se traduce inevitablemente en más casos de bruxismo.

Un reflejo inconsciente provoca la contracción de los músculos faciales, lo cual puede llegar a provocar una presión entre los dientes de hasta 150 kg en algunos casos, un nivel muy superior a la ejercida al masticar, que se sitúa entre los 10 y los 40 kg. Esta presión y el roce entre dientes son los causantes de los daños asociados al bruxismo, que suelen presentarse en la boca en forma de desgaste dental, fisuras en el esmalte y con un aumento de la sensibilidad al frío o al calor. Existen también otros efectos reflejos que se presentan en partes del cuerpo adyacentes como consecuencia de la tensión y la presión: cefaleas, molestias en la articulación de la mandíbula al abrir y cerrar la boca, dolores en los oídos, sobrecarga de la musculatura trapezoidal con contracturas en la zona cervical.

Soluciones al bruxismo y prevención

El tratamiento más común para el bruxismo y la única solución que se ofrece actualmente a los afectados por esta dolencia es crear una férula de descarga personalizada, un protector bucal hecho a medida para cada paciente. Tal y como la Dra. Conchita Curull explica, “este molde evita que los dientes choquen entre sí, reducen el desgaste dental y permite a los músculos de la mandíbula relajarse. De esta manera, la férula absorbe todos los movimientos no funcionales de la mandíbula provocados por el bruxismo o rechinamiento y así evita que golpeen la articulación”. La férula está hecha de silicona dura transparente y se usa por la noche mientras se duerme.

De cara a aliviar la tensión producida por los músculos faciales y mandibulares, os dejamos por último con 10 consejos para evitar el bruxismo:

1. Reducir el consumo de bebidas excitantes, como el café, el té o las bebidas energéticas (que también contienen elevadas dosis de cafeína).

2. Procurar dormir boca arriba o de lado, utilizando una almohada de calidad que soporte bien el cuello. Evitar dormir boca abajo.

3. Practicar ejercicios de relajación de los músculos faciales.

4. Evitar comer alimentos muy duros que requieran un sobreesfuerzo mandibular. Una dieta blanda permite que los músculos que trabajan al masticar se recuperen y curen antes.

5. Cuidar la postura, sobre todo al trabajar o estudiar: se debe procurar mantener la espalda pegada al respaldo de la silla y no avanzar la cabeza. Caminar erguido.

6. Evitar los chicles, ya que sobrecarga la articulación temporomandibular y fatiga los músculos.

7. Realizar deporte al menos 3 veces por semana.

8. No sujetar el teléfono con el mentón, ya que la articulación sufre con esta postura.

9. Evitar morderse uñas, mejillas o labios.

10. Hazte masajes en la zona de la mandíbula. Te explicamos cómo:

– Sitúa tus dedos índice y corazón sobre la mandíbula y, con la boca entreabierta, realiza movimientos circulares ambos dedos durante unos 4 minutos.

– Coloca las manos sobre la mandíbula a ambos lados de la cara, y haz lo mismo que en el ejercicio anterior, manteniendo la presión.

– Pon los dedos índice y corazón en tus sienes y presiónalas de forma intermitente durante 2 minutos.

– Con la boca abierta, presiona hacia abajo la mandíbula con los dedos índice mientras intentas cerrar la boca. Hazlo durante tres segundos.

2 Comments

  • Enrique dice:

    Buenas tardes tengo bruxismo, no puedo masticar para comer, al hablar se me cansa la cara y me desespera, tambien siento falta de aire, me podrian ayudar

    • Teresa dice:

      Lo que defines, Enrique, es un caso claro de bruxismo. Te recomendamos que te hagas cuanto antes una placa de descarga. Por otra parte, habría que revisar el estado general de tus dientes, para evitar otros problemas como enfermedad de las encías, etc. Puedes pedir cita con nosotros si lo deseas en el 977 24 13 80. Gracias y saludos.