“LLEVO UNAS FUNDAS ANTIGUAS QUE NO ME GUSTA ENSEÑAR CUANDO SONRÍO” (Sonrisas 10, Caso XXXVII)

“LLEVO UNAS FUNDAS ANTIGUAS QUE NO ME GUSTA ENSEÑAR CUANDO SONRÍO” (Sonrisas 10, Caso XXXVII)

En Clínica Curull seguimos trabajando para construir sonrisas, como el caso de una paciente que acude a nuestra consulta con varias inquietudes. La primera de ellas… escondía su sonrisa. No le gustaban nada unas coronas o fundas que llevaba en los incisivos anteriores superiores, eran bastante antiguas, nada estéticas y llevaban metal, el cual se le empezaba a ver en los márgenes del contorno gingival. Tras hacerle un estudio completo y pensar en el conjunto de su boca y no solo en la estética, le plantemos trabajar primero en mejorar su funcionalidad, lo que implicaría un tratamiento de ortodoncia.

Antes de colocar los braquets, hicimos un tratamiento periodontal para desinflamar sus encías. Después cambiamos sus coronas antiguas por unas provisionales de resina individualizadas, permitiendo al ortodoncista realizar los movimientos necesarios. Durante todo el tratamiento de ortodoncia (24 meses) nuestra paciente acudió cada 4 meses a su cita periódica para realizar el mantenimiento periodontal. De esta manera evitamos posibles complicaciones que se pueden producir cómo la inflamación de las encías, caries ocasionadas por la dificultad de la higiene diaria, recesiones de las encías, etc. Son visitas a las que los pacientes portadores de ortodoncia no deben dejar de acudir.

Finalizado el tratamiento de ortodoncia hicimos un blanqueamiento dental domiciliario para recuperar una tonalidad más luminosa de su sonrisa. Estos tratamientos blanqueadores no son nada agresivos para el diente, se realizan en casa y siempre son supervisados por nuestra especialista Dra. Mercedes Arias.

Durante este proceso y hasta la colocación de las coronas definitivas, la paciente llevó unos nuevos provisionales diseñados para ayudar a conformar el contorno de la encía, proceso muy importante que nos permitió conseguir un resultado altamente estético y necesario para cuando tuviéramos que colocar las coronas definitivas.

El tratamiento final unas coronas sin metal en los incisivos centrales y en el incisivo lateral izquierdo, y una carilla o lámina de cerámica en el incisivo lateral derecho. Como resultado…una sonrisa mucho más simétrica y lo más importante… ¡¡¡una paciente mucho más feliz!!!

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreír sin complejos!

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.