La lengua es un órgano muy sensibles , es la única parte del cuerpo con sensores del gusto, ya que tiene unas 3.000 papilas gustativas. A continuación, te contamos los beneficios de una correcta higiene lingual y qué aspectos hay que tener en cuenta sobre este órgano tan especial.

Alrededor del cincuenta por ciento de las bacterias de la boca viven en la superficie de la lengua, convirtiéndola en un posible foco de enfermedades. Por este motivo, es de vital importancia seguir una correcta pauta de higiene y controlar su aspecto y color periódicamente.

Beneficios de una buena higiene lingual

  • Elimina el mal aliento (halitosis): en el 90% de los casos, el origen del mal aliento radica en la boca y está asociado al denominado cubrimiento lingual (bacterias en la parte posterior de la lengua).
  • Previene la caries, gingivitis y periodontitis: las bacterias se alojan especialmente en las papilas de la lengua y, desde ahí, logran colocarse sobre la superficie de los dientes, provocando la formación de la placa bacteriana que causa estas tres enfermedades.
  • Mejora el sentido del gusto.

¿Qué dice el color de la lengua sobre tu salud?

Si alguna vez has notado que tu lengua lucía un color distinto al habitual –blanquecino o amarillo–, era una clara señal de que necesitabas limpiarla. Algunas bacterias que habitan en tu boca producen los pigmentos que pueden dar color a tu lengua y a tus dientes. Lo más habitual es el color blanco o el amarillo, aunque a veces también puede ser más oscuro.

Otra posible razón por la que puede cambiar el color de la lengua es el agrandamiento de las papilas que están en su superficie a causa de la deshidratación. También por tomar pocos líquidos, por respirar por la boca durante un tiempo prolongado, de consumir grandes cantidades de café o de fumar.

Si cuidas tu boca diariamente y prestas especial atención a la lengua, tendrás una sonrisa maravillosa, un buen aliento y tu lengua tendrá un color rojizo que indicará que está sana. Recuerda que la higiene oral no solamente se refiere a los dientes: cuando te cepilles, debes cepillar también tu lengua.

Si tus problemas persisten, a pesar de mantener unas pautas correctas de higiene, no dudes en consultar a nuestros expertos en Clínica Curull.  Te informaremos de los posibles tratamientos y alternativas existentes para mejorar tu salud oral.

Y para acabar, ¿sabías que, a parte de ser la lengua un órgano muy sensible, es el órgano más poderoso de todo el cuerpo en relación tamaño-fuerza?