En nuestra historia de éxito de hoy, la paciente Cinta nos explica su experiencia: «Grácies al tratamiento, ahora puedo sonreír con seguridad y tranquilidad»