Georgina acudió a la Clínica Curull para mejorar el alineamiento de sus dientes con el Invisalign (ortodoncia invisible) y realizarse un blanqueamiento. Ahora, después del tratamiento, no paran de decirle «Georgina, ¡qué sonrisa más bonita tienes!».