"DESPUÉS DE LLEVAR ORTODONCIA MUCHOS AÑOS MIS DIENTES SE HAN VUELTO A MOVER" (Sonrisas 10, Caso XXXIV)

«DESPUÉS DE LLEVAR ORTODONCIA MUCHOS AÑOS MIS DIENTES SE HAN VUELTO A MOVER» (Sonrisas 10, Caso XXXIV)

 

Esta quincena queremos presentaros un caso de ortodoncia invisible (invisaling®) combinado con blanqueamiento dental. Nuestra paciente acudió a Clínica Curull con una inquietud: se había realizado un tratamiento de ortodoncia hacía años en otra clínica y desde hacía poco tiempo notaba que sus dientes inferiores se estaban desplazando de nuevo. Los incisivos superiores estaban colocados con una rotación que no le gustaba y el incisivo central izquierdo se le estaba oscureciendo.

 

Como hacemos siempre en nuestras primeras visitas para ofrecer un diagnóstico personalizado y completo, tomamos registros radiográficos, fotográficos y en este caso realizamos pruebas de vitalidad pulpar en el incisivo que se había oscurecido. El resultado de esta prueba diagnóstica fue una vitalidad negativa, es decir que el nervio estaba necrosado (muerto), razón por la que se estaba oscureciendo.

 

Tras realizar este estudio completo, aconsejamos a nuestra paciente un sencillo tratamiento de ortodoncia invisible o invisaling® con el que mejoraríamos la colocación de sus dientes, pero previamente trataríamos el nervio necrosado del incisivo (endodoncia).

 

Como ya hemos explicado en casos anteriores, el tratamiento invisaling® consiste en una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada dos semanas aproximadamente, dependiendo de cada caso. Son alineadores fabricados específicamente para cada persona, cada caso es estudiado de manera individual y personalizada. Esta técnica permite mantener la estética dental del paciente, por su transparencia, y es especialmente útil en pacientes periodontales (enfermedad de las encías), ya que se quitan para comer y para el cepillado dental.

 

En los últimos meses de este tratamiento de ortodoncia hicimos un blanqueamiento dental interno en el incisivo endodonciado para recuperar su color. En el resto de piezas dentales llevamos a cabo un blanqueamiento domiciliario, devolviendo así la luminosidad a su sonrisa. El blanqueamiento domiciliario que ofrecemos en Clínica Curull es un tratamiento sencillo, cómodo para el paciente y nada agresivo para el esmalte de los dientes. Consiste en la aplicación de geles blanqueadores que liberan oxígeno y producen un efecto blanqueador, aplicados en unas férulas hechas a medida que se llevan puestas de 30 a 90 minutos al día. La duración del tratamiento se prolonga de 4 a 6 semanas.

 

Es importante que tras finalizar un tratamiento de ortodoncia se ferulicen los dientes anteriores (incisivos y caninos) con una alambre adherido a ellos con composite por sus caras internas. Así evitaremos que de nuevo se desplacen a su posición inicial como le había ocurrido a nuestra paciente.

Deja un comentario