Todos sabemos que la halitosis es un problema muy común que afecta a una gran parte de la sociedad. En nuestra web os hemos explicado en qué consiste la halitosis y lo más importante ¡Qué tiene cura! No obstante, a veces uno no puede esperar a la consulta con el dentista o tiene una cita muy importante que no quieres estropear. En este caso hay algunos remedios que no solucionan el problema de origen, pero si que solucionan los síntomas por un tiempo enmascarando el mal olor.

El mal aliento es debido a compuestos sulfurados volátiles, unos gases que producen algunas bacterias de nuestra boca que se caracterizan por un olor desagradable. Para eliminarlo lo mejor es mantener una higiene bucodental constante y profunda, no obstante si por algún motivo necesitas un truco más rápido existen algunos alimentos que ayudan a neutralizar las bacterias y limpiar los dientes.

Los alimentos para eliminar el mal aliento son:

  •  El agua: una boca deshidratada significa proliferación de bacterias, por lo que hidratarse correctamente evitará que el olor vaya a más.
  • Infusiones: Las infusiones de hierbas como el perejil, el cilantro o la albahaca (sin añadirles azúcar) combaten el mal aliento, ahora bien si lo prefieres también puedes masticarlas.
  • El yogur natural: la vitamina D que contiene el yogur natural crea un ambiente hostil para las bacterias y mejora la halitosis.
  • Frutas-vitamina C: La vitamina C también genera un ambiente hostil para las bacterias y mejor la salud de las encías evitando enfermedades periodontales.
  • Té verde: las infusiones de té verde contienen flavonoides que evitan que las bacterias se peguen a los dientes.
  • Verdura- fibra: Alimentos altos en fibra como el apio o las zanahorias aumentan la producción de saliva y, al igual que el agua, combaten la acumulación bacteriana.
  • Jengibre: Un enjuague casero a base de jengibre reducirá la halitosis.
  • Clorofila: La clorofila refresca la boca e inhibe el mal aliento. Beber agua con menta es una buena ayuda para tomar clorofila.
  • Manzanas: las manzana es rica en clorofila y en fibra, y además masticarla limpia los dientes y los huecos interdentales igual que si frotaras con un cepillo de dientes.