Bruxismo, estudiantes y selectividad

Bruxismo, estudiantes y selectividad
Bruxismo, estudiantes y selectividad

 

Un estudio de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE, Argentina) alerta sobre una nueva costumbre perjudicial entre los estudiantes: el bruxismo. Se trata del hábito de rechinar o apretar los dientes entre sí de tal forma que la presión ejercida al morder llega a afectar la estructura de la mandíbula y deformar el sistema bucal.

 

Según un sondeo de la facultad de Odontología realizado entre más de 300 universitarios, el 41% de los jóvenes entre 18 y 28 presenta este hábito como una forma de liberar tensiones o canalizar la ansiedad.

 

Para las especialistas que llevaron adelante el estudio, las doctoras María Julieta Faisal y Vilma Graciela Vila, es “muy alta” la presencia de la patología. “Esta muy relacionado con la tensión psíquica y la frustración, viéndose una mayor incidencia en pacientes del sexo masculino”, indicaron las investigadoras de la Cátedra Práctica Clínica Preventiva I. El relevamiento comprobó que los varones lideran los casos de bruximo con el 75,8% de loscasos.

 

De acuerdo con este estudio, algunos individuos experimentan síntomas de disfunción dolorosa, mientras que otros pueden presentar deterioro de las estructuras periodontales o excesivo desgaste de los dientes. Los pacientes ejercen una tremenda fuerza oclusal y se pasan la mayor parte del tiempo con los dientes apretados, lo que aumenta los riesgos de deformaciones en el sistema bucal.

 

Estudios realizados sobre cefaleas recurrentes en adolescentes mostraron que el 89% tenía signos y síntomas de disfunción mandibular, habiéndose encontrado una correlación importante entre bruxismo, cefaleas y sensibilidad a la palpación de los músculos mandibulares.

 

Al parecer, las causas del bruxismo parecen relacionarse con factores tanto psíquicos como oclusales. Sin embargo, se desconoce si es posible que se presente la enfermedad en una persona con oclusión o sistema bucal ideal. Durante los episodios de bruxismo, los pacientes ejercen una fuerza que supera la fuerza máxima que se puede aplicar a los dientes al morder de manera voluntaria.

 

Los episodios de bruxismo se dan también durante el sueño y es probable que causara mayores problemas respecto al hecho de apretar los dientes al máximo al estar despierto. Hay estudios que revelan que el 66% de los episodios de bruxismo nocturno superan las fuerzas de masticación.

 

Por otro lado, estudios sobre el sueño demuestran además que el bruxismo puede suceder en cualquier fase del sueño, aunque es más frecuente en la fase que es el paso desde una etapa de sueño más profunda hasta otra más ligera.

 

Otros estudios hechos entre adolescentes estudiantes de medicina, estudiantes militares y soldados demuestran los siguientes signos como diagnóstico de bruxismo: hipertonicidad muscular 97%, ruidos audibles 83%, movilidad dentaria 62%, y sensación de dientes flojos al despertar 48%.

 

De acuerdo con lo que se advierte en la investigación, cuando se sospecha un patrón de hábito debe advertirse tanto al paciente como a su familia su presencia. El paciente tal vez sea capaz de superarlo mediante autosugestión, pero aparecen varios tipos de tratamientos como el ajuste oclusal, placas miorrelajantes, modificación del comportamiento, hipnosis y terapia de relajación entre otras acciones.

 

Se cita en el trabajo que el 50% de los pacientes con bruxismo por problemas de oclusión pueden ser curados de inmediato y sin mayor complicación y un 12% de los pacientes con problemas en las articulaciones maxilares deben ser remitidos al terapeuta correspondiente. En 30% de los casos subyace un factor primario de origen psíquico y en el 8% restante una causa psíquica.

 

Leer Más

“QUIERO UNA SONRISA PERFECTA” (Sonrisas 10, Caso LXII)

“QUIERO UNA SONRISA PERFECTA” (Sonrisas 10, Caso LXII)
“QUIERO UNA SONRISA PERFECTA” (Sonrisas 10, Caso LXII)

 

Nuestra paciente acudió a Clínica Curull porque quería “La Sonrisa Perfecta”. Enseñaba demasiada encía al sonreír (sonrisa gingival) y no le gustaba el aspecto que tenían sus incisivos centrales superiores. En repetidas ocasiones había tenido episodios de infección en la encía de esta zona, con aparición de fistulas frecuentes.

 

Tras una primera visita en la que, como hacemos siempre, tomamos registros fotográficos, radiográficos, TAC y registros de la anatomía bucal, nos reunimos el equipo de especialistas de Clínica Curull y decidimos planificar el mejor tratamiento.

 

En primer lugar saneamos las encías con un mantenimiento periodontal y modificamos su técnica de cepillado. Citamos a la paciente en una segunda visita para presentarle nuestro Análisis Digital de Sonrisa. De esta manera le pudimos mostrar desde dónde partíamos y hasta dónde podíamos llegar y si la sonrisa que queríamos construir para ella cumplía con sus expectativas de “sonrisa perfecta”.

 

El siguiente paso era extraer los incisivos centrales porque tenían un problema en las raíces irreversible. El mismo día la Dra. Curull le colocó dos implantes y realizó una cirugía estética de la encía para corregir la sonrisa gingival y para obtener el volumen de encía que deseábamos en la zona de los implantes. Para dar el contorno deseado colocamos una prótesis provisional inmediata sobre estos implantes, que nos iría modelando la encía para conseguir un aspecto muy natural.

 

Durante el período de oseointegración de los implantes realizamos un tratamiento de blanqueamiento domiciliario, supervisado por nuestra especialista la Dra. Arias para homogenizar la tonalidad de sus dientes y dar luminosidad a su sonrisa.

 

Realizamos unos composites estéticos en los caninos para darles una anatomía más simétrica. Y colocamos unas carillas o facetas cerámicas en los incisivos laterales. Y finalmente, pasado el período de oseointegración de los implantes y una vez obtenido el volumen y contorno gingival deseado, colocamos la prótesis definitiva cerámica en los incisivos centrales.

 

Al acabar el tratamiento colocamos una placa de descarga para proteger de los desgastes y/o posibles fisuras por el hábito de apretar que tenía la paciente (bruxismo).

 

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreir sin complejos!

 

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.

Leer Más

“MIS DIENTES SE VEN PEQUEÑOS Y DESGASTADOS” (Sonrisas 10, Caso LIX)

MIS DIENTES SE VEN PEQUEÑOS Y DESGASTADOS. Sonrisas 10. Caso LIX.
“MIS DIENTES SE VEN PEQUEÑOS Y DESGASTADOS” (Sonrisas 10, caso LIX).

 

Queremos compartir con vosotros un caso de bruxismo severo. El bruxismo o hábito de apretar los dientes es una acción inconsciente de rechinar o apretar los dientes intensamente. Cada vez son más las personas que sufren esta dolencia, que se considera el reflejo de la tensión nerviosa en los dientes y en la boca. El diagnóstico suele establecerse durante un examen dental por el desgaste acelerado de los dientes durante la visita al dentista.

 

Nuestra paciente acudió a Clínica Curull preocupada porque veía como sus dientes iban desgastándose cada vez más. Tras una primera visita en la que realizamos un estudio completo, tomamos registros fotográficos, radiográficos y registros de la anatomía bucal de la paciente, nos reunimos todo el equipo de especialistas de Clínica Curull y decidimos realizar el siguiente plan de tratamiento:

 

En primer lugar realizaríamos un DSD o Análisis Digital de Sonrisa para poder mostrar a nuestra paciente, de manera virtual, desde dónde partíamos y hasta dónde podríamos llegar. Para restaurar los dientes desgastados superiores colocamos unas carillas de cerámica, desde el canino superior derecho hasta el primer premolar izquierdo. Las carillas son unas láminas cerámicas confeccionadas a medida que cubren toda la superficie anterior del diente. De esta manera podemos proporcionar la forma, medida, color o incluso la posición adecuada.

 

En la arcada inferior, recuperamos la anatomía perdida por los desgastes con composites estéticos. El composite estético es un material que se adhiere al diente, y está indicado para reconstruir dientes con formas o anatomías irregulares, dientes desgastados o fracturados. No es un tratamiento agresivo y se realiza en una sola visita.

 

Tanto las carillas de cerámica como los composites estéticos son tratamientos que conservan prácticamente intacta la estructura del diente a tratar, requieren pocas visitas y el cambio obtenido es espectacular.

 

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreir sin complejos!

 

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.

Leer Más

”MIS DIENTES SE HAN IDO DESGASTANDO, LLEVO UNAS FUNDAS MUY ANTIGUAS Y POCO ESTÉTICAS. NO ME SIENTO CÓMODO AL SONREIR” (Caso LIV)

”MIS DIENTES SE HAN IDO DESGASTANDO, LLEVO UNAS FUNDAS MUY ANTIGUAS Y POCO ESTÉTICAS. NO ME SIENTO CÓMODO AL SONREIR” (Caso LIV)
”MIS DIENTES SE HAN IDO DESGASTANDO, LLEVO UNAS FUNDAS MUY ANTIGUAS Y POCO ESTÉTICAS. NO ME SIENTO CÓMODO AL SONREIR” (Caso LIV)

 

Nuestro paciente acudió a Clínica Curull con las ideas muy claras: no le gustaba su sonrisa y quería un cambio estético para mejorarla. A pesar de ser una persona muy risueña, le costaba sonreír con naturalidad, ya que sus dientes por el paso de los años y por el bruxismo severo se habían ido desgastando, y su prótesis antigua había perdido parte de la resina que la cubría y se veía el metal de debajo.

 

Como ya explicamos en caso anteriores, el bruxismo es el hábito inconsciente de rechinar o apretar los dientes de manera intensa. Como consecuencia a esta acción, la superficie de las muelas, que normalmente tienen un aspecto similar de picos y valles, se vuelven totalmente lisas. Y los dientes se van quedando cada vez más cortos, perdiendo su anatomía. Algunas veces también se aprecia un chasquido al realizar los movimientos de la articulación cuando abrimos la boca, al comer o al bostezar.

 

En una primera visita, como hacemos siempre en Clínica Curull, realizamos un estudio completo. Tomamos registros de la anatomía bucal del paciente, registros radiográficos, TAC (Tomografía Axial Computarizada) y fotográficos. Tras reunirnos todo el equipo médico de especialistas de Clínica Curull, realizamos un plan de tratamiento personalizado para nuestro paciente con el que no solo cubriríamos sus expectativas sino que además le devolveríamos la salud bucodental.

 

Realizaríamos un alargamiento de corona en ambas arcadas para volver a tener unos dientes de dimensiones adecuadas sobre los que colocamos unas prótesis fijas provisionales de resina mientras duraba todo el tratamiento. En una visita posterior colocamos dos implantes en la parte izquierda para reemplazar las piezas que le faltaban. Durante el período de osteointegración de los implantes fuimos confeccionando las prótesis definitivas sobre dientes en los diferentes sectores. Estas prótesis o coronas se confeccionaron con cerámicas sin metal con una estructura de alta resistencia y que nos permitió obtener un resultado estético excelente. Finalmente pasado este período de osteointegración, colocamos las coronas definitivas sobre implantes.

 

Para proteger toda la cerámica colocamos una placa de descarga. El hábito de apretar o rechinar los dientes (bruxismo), no desaparece pero si podemos contribuir a que nuestro paciente no continúe desgastando, en este caso, la cerámica. Nuestro paciente vuelve a sonreír sin ningún complejo. El resultado es excelente. Juzgad vosotros mismos.

 

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreir sin complejos!

 

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.

Leer Más

“SE ME ESTÁN ROMPIENDO MIS DIENTES, LOS TENGO MUY DESGASTADOS” (Sonrisas 10, Caso LIII)

 

SE ME ESTÁN ROMPIENDO MIS DIENTES, LOS TENGO MUY DESGASTADOS (Sonrisas 10, Caso LIII)
“SE ME ESTÁN ROMPIENDO MIS DIENTES, LOS TENGO MUY DESGASTADOS” (Sonrisas 10, Caso LIII)

 

El caso que os mostramos en esta ocasión es un caso de bruxismo bastante avanzado. Cuando nuestro paciente acudió a Clínica Curull no refería ninguna molestia, él solo notaba que sus dientes se iban rompiendo y desgastando sin saber cuál era la causa. Además sus encías estaban inflamadas y sangraban.

 

El bruxismo es la acción inconsciente de rechinar o apretar los dientes intensamente. Cada vez son más las personas que sufren esta dolencia, que se considera el reflejo de la tensión nerviosa en los dientes y en la boca.

 

En una primera visita realizamos un estudio completo como es habitual en Clínica Curull, tomamos radiografías, fotografías y modelos de la anatomía bucal del paciente. Nos reunimos todo el equipo de especialistas de Clínica Curull para ofrecer el tratamiento personalizado necesario para este caso. El planteamiento era realizar una rehabilitación total de toda la boca. Nuestro paciente, debido al bruxismo, había perdido la dimensión vertical y sus dientes se habían ido desgastando y fracturando. Además había perdido ya algunas muelas.

 

Inicialmente le propusimos un tratamiento periodontal para sanear las encías. Después colocamos implantes para reemplazar las piezas posteriores que le faltaban. Durante el periodo de osteointegración de los implantes, colocamos incrustaciones de cerámica en los molares e incrustaciones de composite en premolares, con el objetivo de recuperar la dimensión vertical perdida. Reconstruimos los incisivos inferiores y los caninos superiores e inferiores con composites estéticos. Para recuperar la estructura perdida de los incisivos superiores realizamos una cirugía de alargamiento coronal y colocamos unas coronas provisionales para dar el contorno deseado a la encía durante la cicatrización. Pasado el periodo necesario, colocamos las coronas definitivas de cerámica sin metal. Para proteger toda la rehabilitación realizada y debido a que el hábito de apretar los dientes no desaparece (bruxismo), confeccionamos una placa de descarga.

Leer Más