“ME VEO LOS DIENTES CADA VEZ MÁS PEQUEÑOS Y MÁS SEPARADOS” (Sonrisas 10, Caso XLV)

“ME VEO LOS DIENTES CADA VEZ MÁS PEQUEÑOS Y MÁS SEPARADOS” (Caso XLV, Sonrisas 10)
“ME VEO LOS DIENTES CADA VEZ MÁS PEQUEÑOS Y MÁS SEPARADOS” (Caso XLV, Sonrisas 10)

Cerramos el mes de marzo con el caso de un paciente que acudió a Clínica Curull consciente de que sus dientes se estaban gastando y separando pero desconocía la causa este desgaste. Nuestro paciente era bruxista severo y presentaba desgastes importantes en sus dientes. El bruxismo es el hábito inconsciente de rechinar o apretar los dientes intensamente. Cada vez son más las personas que sufren esta dolencia. Puede conllevar dolor de cabeza y dolor de los músculos de la mandíbula, cuello y oído. El rechinamiento puede desgastar los dientes y la superficie de las muelas se vuelve totalmente lisa. Algunas veces también se aprecia un chasquido al realizar los movimientos de la articulación cuando abrimos la boca, al comer o al bostezar.

En una primera visita, como hacemos siempre en Clínica Curull, tomamos registro de la anatomía bucal del paciente y nos reunimos todo el Equipo Médico para planificar el caso. Tras una segunda visita mostramos a nuestro paciente a través de una simulación virtual, un Análisis Digital de la Sonrisa (DSD), desde dónde partíamos y cuál sería el resultado final. También pudimos mostrarle una simulación más real del este resultado final con un mock up, una maqueta de resina colocada directamente en la boca del paciente.

El tratamiento aconsejado fue, en primer lugar, un tratamiento periodontal para eliminar las bacterias que estaban debajo de las encías y que estaba provocando una pérdida ósea. Después colocamos implantes en las zonas posteriores inferiores para reemplazar los molares faltantes. En la arcada superior hicimos miniortodoncia para cerrar espacios. De canino a canino, realizamos un alargamiento de corona para mejorar el contorno de la encías y corregir la sonrisa gingival tan exagerada. Posteriormente, en estos seis dientes superiores colocamos unas carillas cerámicas, unas láminas de porcelana hechas a medida que se colocan cubriendo toda la superficie anterior del diente. De esta manera podemos proporcionar la forma, medida, color y posición adecuada.

Una vez finalizado el tratamiento estético superior, nos pusimos a trabajar la arcada inferior. Para ello realizamos también un tratamiento de miniortodoncia e hicimos unos composites estéticos en los dientes inferiores desgastados. Los composites estéticos son un material que se adhiere al esmalte, y nos permite modificar la forma y la anatomía de los dientes. Y en la zona de molares, tanto superiores como inferiores, tratamos las superficies desgastadas con incrustaciones cerámicas para dar a las muelas la altura y la forma que habían perdido debido al bruxismo. Las incrustaciones son mucho menos invasivas que una corona o funda, y prácticamente no hay que destruir diente sano. Para finalizar, confeccionamos una placa de descarga o férula oclusal para proteger los dientes, incrustaciones, carillas y reconstrucciones de composite de nuevos desgastes, ya que el paciente seguirá siendo bruxista.

¿Quieres que hagamos lo mismo por ti? Llámanos al 977 24 13 80 y concierta una visita. ¡Te ayudaremos a que vuelvas a sonreir sin complejos!

Clínica Curull, más de 20 años cuidando sonrisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>