Los errores más comunes en el cepillado dental

cómo evitar las caries

Es curioso que en algo tan habitual como el cepillarse los dientes haya tantos mitos y tantos ideas equivocadas. La mayoría de nuestros pacientes cuando llegan a la consulta y les explicas cómo deberían cepillarse los dientes se dan cuenta de que hacían muchas cosas mal. Veamos los errores más comunes en la limpieza dental en casa.

Hay tantos cepillos de boca como tamaños de boca hay, por lo que hay que asegurarse de escoger el cepillo correcto para cepillarse. Si es pequeño no limpiará las zonas menos accesibles y si es grande no nos permitirá maniobrar con comodidad. En definitiva el tamaño sí importa.

El cepillo de dientes no debe mojarse con agua antes de cepillarnos los dientes, el cepillo seco, sin agua, siempre limpia mejor porque absorbe la pasta de dientes y permite arrastrar más suciedad.

No por cepillar más fuerte tendrás más limpios los dientes, todo al contrario ya que podrías erosionar los dientes y dañarlos. El cepillo de dientes limpia por barrido, por lo que con pasarlo suavemente por la zonas necesarias es más que suficiente.

Finalmente, el orden y el tiempo del cepillado son muy importantes. Cada cuarto de la boca debe cepillarse durante 30 segundos lo que equivale a un total de 2 minutos. En menos tiempo es imposible recorrer todas las caras de los dientes y eliminar la placa. Para no dejarse ningún tiempo, lo mejor es seguir un orden de derecha a izquierda y de abajo a arriba para no olvidarnos ninguna parte de la boca por limpiar.
Si quieres saber más acerca de los pasos indispensables para un cepillado perfecto, puedes leer sobre ello en otro de nuestros posts.